TRADUCTOR
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Antologías



Antología Talleres Literarios
Maipú 2008











1.-Otra vida

Te arreglas primorosa
perfumas el aire a tu paso,
te calzas los tacos aguja
y sales de tu agujero de rata,
tus labios rojo carmesí
que tientan a los clientes sedientos
sedientos de amor barato.

Pasa uno , diez , veinte
cansada y asqueada
al amanecer , a tu agujero de rata,
te lavas y acomodas tu vestido
vestido que los ciegos no repararon.

-buenos días mi princesa
a la escuela para aprender
no vayas a caer como yo
que ni el ABC logré.
-romperás tú este círculo asesino
asesino de sueños y de dignidad,
caminarás tú tus caminos
caminos distintos a mi soledad.

2.-Minutos estrellados

No es natural que la aciaga sombra
reduzca el camino y su diseño
metí la mano apartando el impedimento
qué fue del tiempo? ; no lo encontré.
Arrastrada y sin voluntad me dejé llevar
resecos brillos con sólo muecas en caretas
me rodean en este flotar...

Estoy encriptada!!

Las manos golpean el vidrio
como quisiera escapar
los limites se confunden ya no sé cuál es cuál.

Y aquí estoy , en este yermo nido
aguardando , sin retorno sin olvido,
tus ojos me dicen que no me rinda...que luche
y tu voz...tu voz se vuela conmigo.

Ya no hay dolor ni miedo
no hay ruidos ni cuerpo
sólo paz.

3.-Servilleta amarilla

De luz y de sombra transcurren los días,
amanecer desierto y anochecer silencioso,
caen las horas en letanía, monótonos ruídos
en la fragilidad cristalina.

Minúsculas gotas miel
aplacan el sabor del hastío sofocante
en este pensamiento que fluye.
Dónde quedó el arcoiris de la ilusión?
Se oscureció la vía hacia el optimismo,
postrada está la esperanza,
la voz se calla,
se desvanece el canto de la guitarra.

Perdida entre laberintos
la suave piel es cubierta por el otoño,
los años pasan y pesan carcomiendo los instintos
de un amanecer desierto,   y  de un anochecer silencioso.

Solos aquí quedan estos versos bordados
en Servilleta amarilla.


4.-Black rose

Si escucharas mi melodía triste
quizá vendría tu corazón a cantarla .

Entre gotas y gotas emana la sangre
mientras tu alma vuela silente.

Si escucharas mi melodía en plenilunio
quizá la esperanza no se burlaría de tí
dejarías pasar las horas
y mi mundo en tu mundo la paz anidaría.

Si escucharas mi melodía confidente
quizá me envolvería tu aliento
y la brisa juvenil del alba
no me arrancaría de tu cuerpo.

Si escucharas mi melodía en la bruma
quizá tu pulso se asombraría
me detendrías con tu boca
y no me devolverías a la fosa.





Antología Talleres Literarios
Maipú 2009












1.-Bitexto

1

La locura de esta vida y andar citadino
llevó a X a internarse en el mundo del hampa,
a subsistir y acechar como lobo.
Presto y deportivo , siempre vivo el ojo para su provecho.
Transantiago,
Plaza Italia paradero,
media tarde,
por la puerta del medio , no pagó el pasaje,
eligió a su presa y dió su zarpazo...
una gargantilla es su tesoro.
Mercurio en sus pies le ayudo a bajar.

2

La locura de esta vida y andar citadino,
llevó a K a internarse en esa oruga Transantiago,
ella era toda una modelo de spot  reggetonero,
su cuello lucía el mejor bling bling que se haya visto.
Plaza Italia paradero ,
media tarde,
puerta del medio abierta,
fresco que no paga el pasaje
fresco que se lleva su colgante:
Ni cuenta se dió K.


2.-Él se fue


Donde sus pasos se mimetizan con las madrugadas
donde la cortina de su identidad se va mezclando con fantasmas
donde la rutina conjuga mantras inteligibles
donde el mañana no puede levantarse.

Se fue silente con un beso oscuro
con la añeja lágrima de sal
con la historia entre sus dedos
con la sangre escarchada.

Él que cantó fuegos y diluyó ausencias
hoy su memoria gotea en mis renglones torcidos
su pensamiento quedó en mi boca
como sus caricias en mi alma.

Fue un batallón cada uno de sus ideales
un rugido de poder toda su aura
todo un norte cada mirada azul
él se fue ...yo me quedé
bailando sola un tango oxidado.

3.-Esclava

 Aquí lamiendo ruidos espectrales
oliendo vientos intensos
inviernos solares precipitados
pasos descarnados
caos martillando mi mente
caos penetrando mi palpitar.

Bebiendo mi guerra , mi condena
suelo descansar
grito para poder respirar y existir
un día más...

Soledad y nada visten esta mirada
que no cesa de clamar
que no cesa de preguntar por todo su oscuro destino
amargo y ceñido ha de continuar.

Eterna muerte, eterna cavidad
he de parir tus hijos sin voz
como capullos encorvados
que se cuelgan de la noche.

4.-Metamorfosis

Nunca será como la primera vez
nada de lo que la medianoche me regale
ni las sombras ni las cumbres
o el tiempo que se abanica mientras yo corro;
nada será una vuelta de tuercas
ni un giro de timón existencial
porque la adicción que es esta sed
aumenta en su cadena de parásitos corrosivos
aumenta y pesa ,
pesa y se desgasta
arrastra mi voz por sus veredas sucias
y amarra
sí , amarra y ahoga.

Nada será igual
aunque me ponga el mismo vestido
y busque la sonrisa en mi cajón de sueños
o hurgue en la agenda los números juveniles;
no , nada absolutamente nada
aunque de vueltas por el rincón de la memoria
todo se ha reciclado
se ha reconstruído con sus muletas
con sus caretas
con sus maletas ha dejado ya la casa;
nada queda de ese que era yo
ni la mirada ni los labios
ni las ansias ni los miedos
todo viaja , todo fermenta
todo condensa y explota
pudiése ser que la dificultad fuera extirpada
desde esta materia erguida y pulsante
vaya caminante!
si he andado caminos
y he recorrido destinos parlantes.

Nada será como la primera vez
incluso el llanto todo
toda la risa
que pende de la vida que hoy aterriza.

5.-Visión nocturna


Cansados mis ojos
de reandar
de esperar
de soñar
de penar
de volar
en la adicción que es tu recuerdo se sumerjen ;
y esas sensaciones que están en las voces
en los rostros, en las luces, en los placeres, en los silencios, en los fríos
todas enmarañadas como bruma me arrastran
me llevan
me desarman
me giran
me levantan
y no quepo en el tiempo
en el viento
en los momentos
en los tormentos
que tu vereda retuerce a mis pies...

mis ojos , mis ojitos
sangran cada vez que la Noche se los traga
cada vez que su cabello negro los acaricia
más y más sin peso sin pedestal
promesas y fierezas desencadenadas
todas ellas me asaltan
inquietas
intensas
insolentes
infernales
infatigables
infecciosas
cada una luce su premio
y lo devora urgente como si no importara nada más
como si escapar no fuera una existencia
como si safarse de la húmeda garganta sea imposible
dentro muy dentro en lo profundo de ella
estallo y desnuda resurjo en nuevas auroras

Noche sé que volverás
vendrás a comer esta nueva mirada
a dejarme en tu silencio y en tu vacío helado.


6.-Relato Uno


"Antes de que él la matara , se miró las manos . En el cuarto contiguo la música no dejaba de sonar.
Esa noche llovió."(Ricardo Sanchez "Orfo")


Sus pensamientos a la deriva le carcomían el sentido y la visión, todo giraba en una espiral sin fin. Caminó hacia el cuarto de baño , hurgó en su reflejo , él la amaba , la amó , la amará , Dios era testigo de ello , en su pupila ardía la "palabra" y en sus lágrimas escocía cada segundo pasado , ellas caían en despedidas suicidas.

Qué lo motivó , qué le pasó , qué demonios desencadenó esto; a dónde llegó su amor contemplativo , su amor verde y feraz que llenaba hojas de poemas , que iluminaba sus días , que soñaba por las noches con el día , la hora y el despertar anhelado del Sí quiero...

Sólo bastó una llamada , esa sola llamada para que su mundo cambiara y su monstruo diera rienda a tan malogrado final.
Antes de que él la matara , la voz inyectó en su oído el veneno suficiente para hacerle reaccionar y actuar sin mediar razón alguna , fue un autómata , un muñeco sin conciencia.

Hacía algún tiempo que Jack asistía a terapia psiquiátrica por algunos desajustes de personalidad , pero según quienes le conocieron estaba en franca recuperación , ya que su analísta era una excelente profesional.
Se sometía a dos sesiones por semana, (la primera era realmente la sesión , la segunda más bien era una cita con ventaja).
Así pasaron dos años entre el tratamiento y su vida de académico connotado , hasta que en esos intervalos sesión-clases conoció a Rubí en la universidad , ella había llegado desde el interior recomendada por un buen colega , así que esta pasante al principio le fue de gran ayuda con su trabajo pedagógico. Y como suele ocurrir en las novelas , el profesor se enamora de su ayudante sobre todo si esta llenaba las formas y los contenidos que él tanto destacaba como atributos perfectos.

No tardaron en entenderse desde otra perspectiva y desde otro estadio , Jack siempre fue muy elocuente , principalmente cuando en sus exposiciones daba derroches de exquisito conocimiento y fluído razonamiento. Era sin duda un académico de excelencia. Ejemplo para quienes aspiran a esa elite tan intelectual y tan profunda.

Louise estaba enamorada , estaba dispuesta a sobrepasar cualquier regla que su profesión y que sus profesores le hubieran inculcado , iba a dar la pelea , pero cómo ; si ella y él no tenían nada más que una muy buena relación profesional a vista de todo su círculo de colegas , su prestigio era su aval y su moneda de cambio , que por cierto era muy alto. Su secretaria debía de hacer malabares para acomodar la requerida  lista de citas.

No lo dudo desde que supo por boca de él (esa boca que ella soñaba para sí) , de su tan esperado compromiso y futuro matrimonio , ella se sintió morir , tantas horas que le entregó y que la hacían volar , no , no lo iba a permitir.
Fue así como en la última cita ella aplicó lo que se llama una regresión final , y para ello , ha de llevar al individuo en tratamiento a un estado hipnótico y cuyo resultado de evolución suele rescatar trancas y miedos ocultos para poder superarlos , todo se hace a través de "palabras claves" , que son dichas para provocar la reacción inmediata y certera de quien se somete a este tipo de tratamiento.

Sólo bastó ese llamado , una palabra clave y Jack sólo lo hizo ; allí en el cuarto de baño , su reflejo en su pupila , la palabra le punzaba como le punzaba una y otra vez esa daga en su cuello y en su costado.
En el cuarto contiguo la música pone el telón y la atmósfera.

Asesino y víctima yacen , mientras las calles se lavan de toda huella con la lluvia fría.





Antología Talleres Literarios
Maipú 2011












1.-Estúpido Narciso

 Mírame, porque será la última vez
me cansé de tus promesas inválidas
de ese mentir sobre lo que no se es
el fingir cada palabra y cada gesto.

Ésta que tienes en frente te bota
como a una pelota que del techo se bajó
como una bola de papel lanzada al cesto
como a un guiñapo sin miramiento.

La hora llegó, lo mejor es que me olvide
 el cielo es azul para todos
que tu sal ya no me deshace en oportunidades
que tu capítulo se ha cerrado
eres un perdedor , un estúpido  Narciso.

Mi libro desde hoy tendrá nuevas páginas
con la dignidad mi tinta  será suficiente.

2.-Shhhh

   Solo quiero llegar
    y comprobar
    que no ha sido un sueño

    Solo quiero permanecer
    en la paz de la fortaleza
    y pintar con todos los colores

    Solo quiero seguir
    sin miradas inquisitivas
    y escribir con la tinta viva

    Solo soy un fantasma
    uno que se pronuncia
    sin nombre ni huella

    Solo en la soledad
    sin más playa que el vientre
    sin arenas que aprisionen el tiempo

     Solo en el reflejo
     en un espejo de mudas lunas
     así reconocerme quiero.

3.-Duende

Me tienes muy mal
con tus mareas que vienen y van
con tus fuegos que no se pronuncian
con tus arpegios en mi partitura personal
con tus miradas inquisitivas
y tus locuras que se me graban a la piel,
he de reconocer que me gusta, eres  placer culpable,
 soy tan permeable a tus caricias;
 eres un duende y lo sabes y te aprovechas,
esta muchacha tan plebeya rendida pulsa
con tu causa y estrella de mediodía,

Vendrás con la noche y no habrá reproche
cuando tus labios en los míos se aniden,
solo quiero que lo sepas, que estoy contando las notas
de esta melodía irracional, que como un manantial se
vacía en el eco de una voz perdida, que se vaya la tristeza
a rondar otros caminos, que tu destino se entrelace al mío
como un virus imposible de curar.

 Me tienes mal, y no me importa
 eres el pedazo más rico de la torta
que solo yo podré probar.






Antología Internacional Luz Del Corazón
Texto elegido  para la colección internacional
de poesía y narrativa realizado en Miami
primera edición 2012 convocado por  Mery Larrinúa








Frente a Frente

No soy la sirena que se escabulle
tampoco la dulzura de voz
ni menos la perfecta ilusión
no me busques si ello es tu valor

no me provoques para luego escapar
no me acaricies para después apuñalarme
ni me pienses débil o estúpida
no insistas en acompañarme
que la compañía la elijo yo
no me regales sonrisas metálicas
las reconozco desde lejos
no me llames ternura
mi océano tiene profundidades negras
no me bautices ingenua
mi agua es turbulenta y viva
no des por hecho lo que dices
mi humedad hace trocar a toda razón

soy la que soy
nada más existo y resisto
como roca frente a la tempestad.





Antología Ocho náufragos en busca de...
primera edición 2011

Registro Propiedad Intelectual
N°211.137
SIG Impresores






1.-Pequeña Luna

Mira a Luna como mece su esperanza,
la adormecerá de tanto cantarle nanas
de tanto pintarle ganas en su infinito mirar.


Mira a Luna como tiembla
esos senderos le llevan en volandas
sus miedos le pululan en la voz.

Mira a Luna como moja sus pisadas,
la manaza le aborda desde la sombra
su canto se quiebra en la mirada de la confianza.

Mira a luna como retuerce sus sábanas,
como le ganan sus pesadillas
como su inocencia es robada con el alba.

Mira a Luna crecer entre las bestias,
sus rimas le duelen desde el ayer
sus temblores solo tienen un nombre,
uno de hombre con sangre criminal.


2.-Despedida


Queda la mañana
en cada uno de sus arreboles
como un adiós en la estación
hasta de su dulce capullo,
el rocío lavará su rostro de niña
el sol madurará su cuerpo de hembra fecunda
la tarde jugará con su vestido en el recuerdo
porque la mañana se despide... de mí
de mis manos añejas, de mis cenizas libres,
acabará el pequeño sueño, pequeño entre todos,
y ella dormirá... dormirá en la brisa de los pensamientos;
cuando la noche devore a esta humanidad
esta ilusa humanidad en un callejón del olvido
despedida queda la mañana...


3.-Gaviota ligera

Abandonada en sí,
entregada a su propia historia
mece sus horizontes desde el ayer,
cruel escenario de rompientes desapegos
tumbados quedan en la orilla de su ensenada muda.

Aturdida en su mirada,
recogida en su propio lienzo, el viento
conmemora las tardes argentas,
promesas escritas en el tiempo acuoso
fulgores que con los años se evaporan frágiles.

Mansa silueta su cuerpo resulta,
faja de cicatrices hondas la piel viste,
mujer lluviosa ... gaviota ligera,
pedazo de luna yerto en la tierra
silencio pequeño en el cuenco de la noche.

4.-Huella de sal

Alargada como si fuera una huella de sal
su tibieza se va diseminando
se va deformando con el titilar de las horas,
puente roto de amaneceres extraños
indemnidad caduca que no perdona en la palabra,
un lamento dentro del fuego azul de cada idea
allí se verá las manos agrietadas,
enroscadas de tanto intentar un sueño impar.

Silenciosa como si fuera un susurro del ayer
su boca se fue descascarando
se fue impregnando de olvidos rudos,
mueca insalvable de memorias extraviadas
rastrojo de besos descoloridos que no supieron regresar,
sonrisa quebrada albergándose en la comisura derrotada
allí asoma por entre el polvo de los caminos,
destino de tanto poema hilado en la rueca del querer.

5.-Réquiem Personal

El color me ha abandonado, llana es mi senda,
traspasada desde la memoria
mi voz se esfuma con la madrugada.

Las rosas me desorientan, sus aromas
ahogan mi aire de dolencias, sus pétalos
arropan esta metáfora, y giro
ausente en las palabras,
carcomida por la ilusa primavera
que asomará desde mi fuente primera,
invención de los tiempos
cuarzo sibilino de mis adentros temerosos.

Pronto caeré, mis huesos ya no saben su norte,
el alma tirita de tanta vastedad
el silencio abrirá su lecho... será hermoso,
cuánta caricia allí aguardando
la libertad se hace sábana en mí
el recuerdo es una ventana hacia la vida.

6.-Grietas

Esta corteza se está agrietando
se está revelando a los ojos del silencio,
cuna de mis noches solitarias
susurro de sueños titilantes,
sálvame de mis infiernos , llévame lejos.

Hoy ya no queda huella de lo que fui
soy una sombra rondando los puentes,
una ligera brisa de tu hálito creador
mi interior desnudo ha quedado,
como un puerto en el olvido
como un navío extraviado.

Miles de voces rodearán el vacío
con destino ciego intentarán alcanzarme,
mas, mi vuelo fallido de amanecer ha resultado
se ha fisurado el porvenir principiante,
escucharás mi aleteo moribundo
caer desde la palabra frágil, la copa rota
de un brindis truncado queda, amargo vino de la derrota
que se asoma en la mueca de un beso nonato.

7.-Desterrada

Flotar quiero en las ideas que me sostienen,
allí me hago fuerza y viento, una reunión
de nubes femeninas pintando el arcoiris.
Dejádme llorar cuando el arrebol llegue.

Los giros de cada edad tejen su lienzo,
en cada uno mi reloj se salta un segundo de olvido
por las mañanas nace una nueva espina
una que corona sin prisa , sin lamentos,
soy un prado de aturdidas rosas.
Dejádme sangrar cuando el temblor llegue.

Cada mirada lunar se mece con la marea,
anuncio de una faena con rocas por desgastar
tormenta que baila a la orilla de mis huesos,
silbido lejano, prisión de mis destierros,
trozo del pasado que no me quiere abandonar.
Dejádme morir cuando el amor llegue.

8.-Aparte

Tengo el espinazo cubierto de anáforas
que golpean intransigentes,
como picoteos de pájaro carpintero
como gota en caverna
como pulso victorioso
que dejan doblado el ánimo y la voluntad.

Tengo la piel agrietada de palabras
que saladas afloran en un desierto abrasador,
como columnas espinales
como espantos penitentes
como asomos tentaculares
que obligan a ramificar cada labio y cada voz.

Tengo un cascabel sobre mi cabeza
que resuena cuando tiembla la mirada,
como aviso parido
como llamado de cadenas
como atención egoísta
que señala el linaje oscuro de la garganta poeta.

9.- Pagana

Se me oxidan las noches y los cantos
ninguno de los lobos vendrá a aullar
ninguno de los jueces morderá hoy mi carne,
es noche de velas, de inciensos, de culpas,
todos sus giros descubren mi vergüenza
esa que me inculcaron desde que nací,
a veces creo que la muerte es mi mejor vereda
y me encamino en ella con todos los amores sangrados,
es fácil, su arquitectura es ancha como mi soledad.

El canto decanta, decae , descompone, desclasifica,
dictamina dudas dolientes difíciles de dilucidar , y;
el dulzor ?, derretido dentro del dominio diestro del desamor.

La palabra se me alberga urgente, no quiere más gemidos
ni rugidos despóticos, sabe que me pone en evidencia,
sabe que me arriesga a más silencios y a más desprecios,
pero yo le reconforto, aún con este tranco pesado y , le abrigo.

Ellos después vendrán por mí, como ayer lo hicieron,
no se cansan , sus sabuesos son de tiro largo por el callejón,
rasgarán mi vientre de mariposa con el avispón, ellos no temerán,
sabrán darse banquete con mis hijos encapullados,
las fauces abrirán como las puertas del templo y
tragarán mi conciencia pequeña, mi fulgor bestial
para completar el mejor de sus sacrificios paganos.

10.- Quiltro

Puedo alcanzar a ver eso que me perdió
como se va reduciendo sin más
como sus apéndices me consumen
como sus raíces me penetran,
me dejo absorber como una gota
puedo verlo así sin más.

Me miran como víctima
soy el causante de mi propia caída
es mi mundo viciado el que gime y retuerce
en toda esta realidad asfixiante.

Cuando las noches se agrieten
esto que ahora punza , libre escurrirá
con ello descansará mi pupila
y mi torpe visión periférica,
esa que se asimilaba a la mañana menos frígida,
el ojo flotará por la ciudad
como lo hacía en su mejor cielo.

Llámenme como llaman a los quiltros
de seguro el sentido responda por inercia,
mi rincón tiene los hedores de tristezas solitarias
esperando por mi cadáver no reclamado.

11.-Halo victorioso

Mírenla, ella viene hacia acá
miren como desenvuelve su capullo de sales
miren como retuerce su lengua marchita
tiene todos los olores del pasado
la mirada de la ausencia tatuada,
cuántos gigantes cayeron antes que ella
cuántos más caerán antes de que mueva su mano,
solo nos queda esperar a que llegue
que nos susurre su voz de frío mármol
que nos acune en sus pechos de bruma
que nos apacigüe la tormenta que llevamos dentro.

Ella tomará lo que el destino le otorgue
lo que reste de conciencia
lo que agrietado se encuentre
y migraremos de su mano como infantes.

Mírenla, ella solo nos espera
somos nosotros los que la azuzamos
somos los que le retamos a ganar la carrera
somos los que le inventamos apuestas
los que le juramos en falso
los que arriesgamos sin seso por el camino
los que tropezamos con nuestros propios pasos
y caemos rendidos, humillados, mutilados, perdidos,
borrachos en la violencia hambienta de poder.

Ella cantará su canto de estrellas
en la brisa del sepulcro su beso nos desnudará,
tiene los destellos del infinito en sus pupilas
y nos persignará con el halo de su victoria.

12.-Pulso Añil

Repto, asomo , deslizo, ruedo,
me rozo en la arena de tu memoria
me inclino en la oración de tu boca
me acomodo en la onda del viento
me elevo en su sonido lejano,
y caigo, me expongo, me desnudo,
testigo de toda conciencia
palabra acuñada en la piedra
sangre esparcida en la tierra
tatuaje de los huesos errantes
fibra de tu carne fresca
alma de las horas en alerta
calma en tu sombra humana,
y me reinvento, me fraguo en tu fiebre,
toda la risa de tu simiente
adosada en el muro de tus tormentos
calcada a tu espejo rotundo
santificada en los vientres perdidos,
me voy , me elevo, me reciclo, me desperdigo,
y tú ya sin reconocerme

te besé, te habité , ahora , te suelto.


13.-Hembrazul

Eres la última de tu especie
espacio y especia extraña
no quiero que te vayas
sin despedirte de la luna.
Por eso sonríe para mí.

Pasarán mil bocas
mil besos. mil sexos,
pero la tuya
nunca podrá ser igualada.
Por eso sonríe para mí.

Mías fueron tus palabras
mías tus largas horas en espera
mías tus lágrimas de vida
mías todas tus ganas.
Por eso sonríe para mí.

La noche vistió tu verbo
cada estrella se prendó a tu cabello
eres el más bello amanecer
y no te volveré a tener,
más que en mi recuerdo.
Por eso sonríe para mí.





No hay comentarios:

Total Pageviews