TRADUCTOR
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

noviembre 27, 2014

De Palabra

                                    pp
Quedé contigo 
para sobrellevar la vida
con la cintura del tiempo marcada
esta espalda sabe de mil delirios
cuando las sombras  impregnaban
tanto y tan poco a la vez
fuimos pez en peceras separadas
escabulléndonos 
cuando la noche nos rescataba
sabes
esto de pensarte , el día me revuelve 
y la rutina reclama su tiranía
-al instante en que lo escribo-
yo no sirvo para olvidos
ni mucho menos para traiciones
quizá por eso será que el olivo brilla
donde una vez el fruto colgó
donde la hoja meció todo sueño
los recuerdos y hasta el adiós
quedé contigo
para hacer lo que nos resta
como una carta tardía
donde la palabra que vuela se guarda
en un rinconcito del corazón.


© lichazul ®
2014
Blog Donde Perderse

18 comentarios:

Julito Chés dijo...

Me encantan esas cartas tardías.
Tienen toda la melancólica belleza que se necesita para aislarse del horripilante mundo del día a día.
Un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

esas citas, Elisa, son tan certeras para el corazón...
Besos.

karin rosenkranz dijo...

Que lindo debe ser recibir esas palabras, que por fin han llegado. A veces no es demasiado tarde...

Rafa Hernández dijo...

Tan bellas palabras que nunca falten sean en carta o en verso, pero que el corazón las guarde siempre con gran recelo.

Besos Elisa.

Mirella S. dijo...

De historias que fueron buenas, siempre queda un brillo, igual que tu imagen del olivo (preciosa).
Un poema melancólico y muy sentido.
Un abrazote, Elisa.

Rafael dijo...

"...YO no sirvo para olvidos..."
Un abrazo.

El collar de Hampstead dijo...

Ufffff Elisa...a mí si me tocaste el corazón...
Magnífico contraste el final.
Y se siente cada verso.

Besitos
Y felicidades

Manuel López Paz dijo...

Yo no sirvo para olvidos...Pero a veces en cuestiones del corazón hay que hacerlo...

Guardo cositas en el corazón, siempre buenas...

Besote guapa

tecla dijo...

"fuimos pez en peceras separadas
escabullendonos
cuando la noche nos rescataba
sabes"

Hermoso Elisa, y mucho.
Cuantos de nosotros no seremos peces en peceras separadas incluso en el silencio y la oscuridad de noches ocultas que nunca nos rescatan.

José Manuel dijo...

Solo el corazón sabe como guardar las palabras de sentimiento.

Besos

poemas lichazul dijo...

mil gracias por sus palabras
tengan un comienzo de fin de semana genial
abrazos energéticos

Darío dijo...

Acá me enamoré.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Cuando la palabra va acompañada de sentimiento, permanece en el tiempo, no se olvida...Mi gratitud por tu profundidad y tu entrega a las letras, Elisa.
Feliz finde, amiga.
M.Jesús

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

La conducta frente al amor y su tiranía, su incapacidad de olvido.Me gusta lo de la rama de olivo...Un abrazo desde estos afectos colombianos. Carlos

Meulen dijo...

supongo como todo lo que nos cala hondo en la vida
permanece para siempre...aunque no me fío del siempre
todos los días se me cambia el a veces tan seguro caminar...bsss

Joaquín Galán (Jerónimo) dijo...

Ummmhh...precioso. El poema es un acto de nobleza:donde hubo brasas quedan rescoldos inolvidables.Es de nobles el saber guardar lo bueno en el corazón y descartar para siempre lo malo.

Abrazos y feliz semana.

Alfredo Cernuda dijo...

Hay palabras que nos ayudan a sobrellevar la vida, aquí hay versos enteros que nos enseñan nuestros delirios. Que la vida te sonría. Un abrazo

Santos Moreno dijo...

eso de "carta tardía"...que bueno

Total Pageviews