TRADUCTOR
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

agosto 28, 2015

Memoria alar


Ya sé que no vendrán a dejar su huella
aquellas aves de seda
aquellas de miel y gozo.

Mi canto camina en los derroteros
revuelve tripas y gusanos
saca del pantano lo que oculto permanecía
como la ignominia ocurrida
en éste lado del mapa
una matanza de  ilusas golondrinas
en septiembre casi casi primavera
golondrinas que creían en promesas de equidad
en los discursos proletas
en el hombre y su trabajo
cuántos desvelos ocurridos
cuántos caminos truncados
cuántas manos pidiendo justicia...

mi canto tiene memoria ,
y no hago más que recordar
tenía ochos años  aquel mediodía
la pólvora en la carne
y en los cielos ángeles de acero rugían.



© lichazul ®
2015
Blog Donde Perderse

15 comentarios:

Dionisio ALVAREZ T. dijo...


Triste y desafiante la IRA estalla,
cual lluvia de aceros
y lenguas de fuego que dejan llamas,
sembrando muerte y enmudeciendo
la fiesta de la libertad (casi recién estrenada)
y desde ese momento en la tarde,
la primavera se desvanece
para llenar de llantos...
recordar para no repetir lo acontecido
hace treinta y dos años…
y ella, ya con cuarenta que no son nada,
a la vida ha de despertar cada alborada...
Un abrazo Elisa y feliz semana

lichazul alqantar dijo...

bonito poema dejas Dionisio
felicidades

Clara Garza dijo...

Días ignomiosos que no se deben olvidar y que a una niña de ocho años marcarán sin duda.
dicen que "el pueblo que olvida su historia está condenado a repetirla"(Cicerón)...
Besos y gracias por no olvidarte de mi.

Carmen Magia dijo...

Muy buena tu poesía y tu canto en favor de la justicia.

Muchos besos.

Manuel López Paz dijo...

Duros recuerdos para una nena de 8 años...nunca se olvida ni aún con más años...

Besote guapa. Feliz fin de semana

Ío dijo...


Que buen poema, magnífico.
Y a la vez la dureza del recuerdo que nunca será olvido en ti.
Gracias, Elisa
Un abrazo

m.

Rafael dijo...

A veces conviene evocar ese canto que nos recuerde lo que nunca debería volver a repetirse y como homenaje y respeto a tantos que dejaron su vida e ilusiones en ese pasado tan triste.
Un abrazo en la noche.

PieL dijo...

Un poema Elisa donde hay dolor desde principio a fin
Diría más sobre el comienzo del mismo
pero cuando el silencio vale más que la palabra mejor callar , solo te digo que te entiendo .. vaya si te entiendo.
un abrazo

Mirella S. dijo...

El poeta no debe callar ante ninguna ignominia ni ser complaciente.
Son fechas tristes que no pueder ser olvidadas.
Un gran abrazo, Elisa.

Magdeli Valdés dijo...

Y esa huella imborrable del pasado nada lo borrará...

recordar para no impunidad...

abrazos.

lichazul alqantar dijo...

muchas gracias por acompañar estos palabreos que recuerda pasajes de la historia
abrazos

TORO SALVAJE dijo...

Que nadie olvide jamás lo que son capaces de hacer los criminales...

Besos.

lichazul alqantar dijo...

gracias TORO
besos

J.Carlos dijo...

A mis años ya pocas cosas me impresionan, empiezo a estar de vuelta de casi todo, pero me he quedado sin palabras leyendo tus escritos, que manan de muy dentro, donde uno solo sabe lo que esconde la amargura de los años vividos, de lo esperado, de lo mancillado, de lo pisoteado.
Empiezo a ser un devoto fiel de tu poesía, siempre he admirado tu fuerza, ese volcán interior donde manan tus palabras, recias, a veces ásperas, a veces crudas, pero siempre sinceras y fascinantes.
Alguna vez te he comentado mi interés y cariño por tu país, yo tuve la suerte que el dictador murió cundo yo tenía 11 años, con lo cual lo que quedaba de mi niñez y después mi adolescencia, transcurrieron en plena explosión de las libertades, por eso entiendo tu amargura al ver como en cierta manera, te estafaron esos años que son los más bellos, los que nunca se deberían destruir ni contaminar.
Bueno, es hora de cortar que me extendido más de la cuenta, solo decirte que espero que las heridas cicatricen, que no debe haber olvido, y el perdón, eso ya depende de la conciencia de cada uno.
Por cierto, algún día te comentaré los que yo considero los otros culpables de aquel maldito 11 de septiembre, porque se puede pecar por acción, pero también por omisión, y de estos nadie habla.
Estoy ya de vuelta, te seguiré ya con normalidad.
Besos Elisa

Joaquín Galán dijo...

Con ocho años se intuye la locura,pero es luego,al crecer, cuando se ve en su plenitud siempre que queramos verla.Yo, aquellos días de dolor para tu país,tenía ya la edad suficiente para sentir en mis carnes la tragedia,como muchos otros españoles que por entonces estábamos a punto de perder de vista nuestra larga y penosa dictadura particular.Tal vez por eso, nos dolió mucho más lo de Chile.

Abrazos Elisa.

Total Pageviews